Seleccionar página

Comer tarde por la noche engorda

Comer tarde por la noche engorda

¿Cuántas veces has escuchado que comer tarde por la noche engorda? Aunque esta afirmación puede parecer razonable, la verdad es que la relación entre comer tarde y el aumento de peso no es tan simple como parece. En este artículo, nos adentraremos en este mito popular y analizaremos si realmente hay una conexión entre comer tarde y engordar. Además, te proporcionaremos algunas recomendaciones para mantener una alimentación saludable y cuidar de tu peso a lo largo del día. ¡Acompáñanos y descubre qué hay de cierto en este mito!

La creencia de que comer tarde por la noche engorda se basa en la idea de que nuestro metabolismo se ralentiza durante la noche y, por lo tanto, no quemamos las calorías que consumimos antes de acostarnos. Aunque es cierto que nuestro cuerpo experimenta ciertos cambios metabólicos durante el sueño, la relación entre el horario de las comidas y el aumento de peso no es tan directa.

En realidad, el aumento de peso se produce cuando consumimos más calorías de las que quemamos a lo largo del día, independientemente de la hora a la que comamos. Si bien es cierto que las actividades que realizamos por la noche suelen ser menos intensas y, por lo tanto, quemamos menos calorías, lo que realmente importa es el balance calórico total del día.

Dicho esto, es importante mencionar que comer tarde por la noche puede aumentar el riesgo de desarrollar malos hábitos alimenticios, como consumir alimentos altos en calorías y grasas, lo que podría contribuir al aumento de peso. Además, el sueño también puede verse afectado si consumimos comidas pesadas poco antes de dormir, lo cual puede repercutir en nuestro bienestar y capacidad para mantener un peso saludable.

Para mantener una alimentación saludable y controlar el peso, es recomendable seguir algunas pautas generales:

  1. Distribuir las comidas a lo largo del día: Evita comer grandes cantidades de alimentos en una sola comida, especialmente antes de acostarte.
  2. Optar por cenas ligeras: Elige alimentos bajos en grasas y ricos en proteínas magras, fibra y nutrientes para mantener una digestión adecuada y un sueño reparador.
  3. Evitar alimentos procesados y altos en calorías: Los aperitivos y comidas rápidas suelen ser altos en grasas y azúcares, lo que puede contribuir al aumento de peso.
  4. Mantener una rutina de sueño saludable: Dormir lo suficiente es fundamental para mantener un buen estado de ánimo, un buen rendimiento físico y mental y un peso adecuado.
Tambien te puede interesar:  La verdad sobre los carbohidratos: ¿son realmente malos?

Deja una respuesta

Hola,
Encantados de conocerte.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada mes.

RGPD *

*** RESPONSABLE: Maria Montilla de Gutierrez| *** FINALIDAD: enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte (Nada de SPAM) | *** LEGITIMACIÓN: tu consentimiento (que estás de acuerdo) | DESTINATARIOS: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de saludwoman.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. | *** DERECHOS: por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Nuestra Web es Informativa, No dudes en consultar siempre con tu Medico

Descargables

Categorías

Publicidad

Síguenos

Henri Frédéric Amiel, filósofo.

Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano, respétalo, estúdialo y concédele sus derechos.