Seleccionar página

Cómo hacer Remo sentado en polea baja

Cómo hacer Remo sentado en polea baja

El remo sentado en polea baja es un gran ejercicio para desarrollar los músculos de la espalda. Este ejercicio puede realizarse con una variedad de pesos diferentes, lo que lo hace perfecto tanto para los principiantes como para los levantadores experimentados.

¿Como se hace?

El remo sentado en polea baja es una forma estupenda de trabajar los músculos de la espalda. Este ejercicio puede realizarse con una variedad de pesos, por lo que es perfecto tanto para principiantes como para levantadores avanzados. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

– Siéntate en el borde de un banco con los pies apoyados en el suelo y las rodillas dobladas.

– Coloca las manos en las asas de la polea baja, asegurándote de que las palmas de las manos están enfrentadas.

– Respira profundamente y rema las asas hacia el pecho, manteniendo los codos cerca del cuerpo.

– Una vez que las manos lleguen al pecho, haz una pausa y vuelve lentamente a la posición inicial.

Repite este ejercicio durante 10-12 repeticiones. Si buscas un entrenamiento más desafiante, intenta añadir peso a la polea baja.

Aquí tienes un vistazo a los músculos que se trabajan durante el remo sentado en una máquina de polea baja:

Los dorsales:

El dorsal ancho es el músculo más grande de la espalda y uno de los principales músculos que se trabajan durante el remo. Este músculo ayuda a tirar de los brazos hacia abajo y hacia atrás, así como a estabilizar los omóplatos.

Los trapecios:

El trapecio es un músculo grande y triangular que se extiende desde la base del cráneo hasta la mitad de la espalda. Este músculo ayuda a estabilizar los omóplatos y te permite remar con más fuerza.

Tambien te puede interesar:  Curl Martillo con Mancuernas

Bíceps:

Los bíceps son los músculos de la parte delantera de los brazos. Estos músculos ayudan a curvar el asa de remo hacia el pecho.

Tríceps:

Los tríceps son los músculos de la parte posterior de los brazos. Estos músculos ayudan a extender los brazos y son responsables de la mayor parte del movimiento de remo.

Pecho:

Los músculos del pecho, concretamente los pectorales mayor y menor, ayudan a estabilizar la cintura escapular y también contribuyen al movimiento de remo.

Hombros:

Los hombros, o deltoides, son los responsables de levantar los brazos hacia arriba y hacia los lados. Estos músculos también ayudan a estabilizar la cintura escapular durante el remo.

Piernas:

Los cuádriceps, los isquiotibiales y los glúteos trabajan para estabilizar la pelvis y la parte inferior del cuerpo durante el remo. Estos músculos también ayudan a impulsar la manivela de remo hacia delante y hacia atrás.

Como puedes ver, al remar en una máquina de polea baja se trabajan diversos grupos musculares, lo que lo convierte en un gran ejercicio para tonificar y fortalecer la parte superior e inferior del cuerpo.

¿Cual es el mejor agarre?

Cuando ya te encuentres en la posición inicial, puedes realizar el agarre de las anillas pertenecientes a la polea. Aunque el agarre puede ser prono o supino, se aconseja que sea neutro por cuestión de ergonomía.

Para realizar este tipo de agarre, debes asegurarte de que las palmas de las manos queden mirándose frente a frente la una de la otra. El agarre neutro de la polea debe ser a la altura del abdomen, justo debajo de los pectorales.

¿Cuantas veces a la semana hay que hacer remo sentado en polea baja?

No hay una respuesta única para esta pregunta, ya que la frecuencia de tus entrenamientos de remo sentado en polea baja dependerá de varios factores, como tus objetivos, tu horario y tu nivel de forma física. Sin embargo, si quieres mejorar tu fuerza y resistencia muscular, intenta hacer este tipo de entrenamiento 2-3 veces por semana.

Tambien te puede interesar:  3 ejercicios de HOMBROS para mujeres para eliminar esos molestos bultos del sujetador

Si eres nuevo en el remo sentado en polea baja, empieza con 1 ó 2 series de 8 a 12 repeticiones, utilizando un peso que te parezca desafiante pero factible. A medida que te sientas más cómodo con el movimiento, puedes aumentar el número de series y repeticiones, y/o añadir más peso.

Sólo asegúrate de escuchar a tu cuerpo, y no te exijas demasiado: deberías ser capaz de completar las repeticiones con una buena forma.

En general, es mejor espaciar los entrenamientos de remo sentado en polea baja a lo largo de la semana, dando a tus músculos tiempo para recuperarse entre ellos. Por ejemplo, podrías hacer este tipo de entrenamiento los lunes, miércoles y viernes. O, si tienes poco tiempo, puedes hacer 1 serie de remo sentado en polea baja como parte de un entrenamiento más amplio (como una rutina de fuerza de todo el cuerpo).

Recuerda que la clave es encontrar una frecuencia que te funcione y que puedas mantener a largo plazo. Si te pierdes un entrenamiento aquí y allá, no te estreses: vuelve a la pista tan pronto como puedas.

Deja una respuesta

Hola,
Encantados de conocerte.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada mes.

RGPD *

*** RESPONSABLE: Maria Montilla de Gutierrez| *** FINALIDAD: enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte (Nada de SPAM) | *** LEGITIMACIÓN: tu consentimiento (que estás de acuerdo) | DESTINATARIOS: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de saludwoman.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. | *** DERECHOS: por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Nuestra Web es Informativa, No dudes en consultar siempre con tu Medico

Descargables

Categorías

Publicidad

Síguenos

Henri Frédéric Amiel, filósofo.

Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano, respétalo, estúdialo y concédele sus derechos.